Santutxu Pintxotan 2015 (Final)

Ya, por fin. Podéis estar tranquilos. Aquí se acaban los posts sobre el certamen de pintxos de Santutxu hasta la próxima edición (si la hay). Aproveché un par de días finales para probar algunos de los pintxos a concurso. Los últimos finalistas, repetir alguno que otro y picotear por ahí de los que no estaban entre los diez primeros, pero que tenían buena pinta. Así conseguí presentarme el domingo en el Hotel Gran Bilbao con una opinión más o menos formada y quién era mi favorito.

santutxu-pintxotan-final-2015

¡Eh! Que hay más

Izartza

Ayer estuve en Vitoria-Gasteiz para acudir a la celebración del Datorrena 2014, un evento donde se trató de vislumbrar lo que nos va a traer el nuevo 2014. Ya que estaba por la capital de Euskadi, decidí ir a comer algo por la ciudad. Tras investigar un poco por la Red, di con varias buenas recomendaciones del Izartza, en una de las esquinas de la Plaza Nueva de la urbe alavesa. Me decidí por ahí. Entré en el local, que estaba vacío y me aventuré a probar el arroz cremoso con hongos, recomendado por @hombrelobo en Foursquare y el tataki de atún en aceite de naranja que también tenía buenas críticas. Además, aproveché para tomar uno de los pintxos de la XI Semana del Pintxo de Vitoria-Gasteiz, en este caso un tartar de mejillón y berberecho. En casa somos muy arroceros, por lo que a la mínima oportunidad de probar un buen arroz, no me lo pienso mucho.

izartza-fachada

El local es pequeñito con una barra ‘doble’; una para servir los platos y otra más baja, a la altura de las sillas. para degustar los platos. A la hora a la que fui, cerca de las tres de la tarde, solo había una persona de servicio. Me atendió amablemente y se metió en la cocina para sacar los platos. También le pedí recomendación y, además de los platos que elegí, destacó el ravioli de calabaza con espárragos. Lo apunto para la próxima. Es curioso que hay un ventanuco en el que se ve la cocina y parte de lo que se hace. Aunque tardo un poco, se podía ver cómo trabajaba en la cocina, por lo que el plato estaba bien hecho.

¡Eh! Que hay más

Seis bares de pintxos por Bilbao

De las tres capitales vascas, Donostia-San Sebastián es la más conocida por su cultura del pintxo. Eso no impide que sea una tradición arraigada en todo Euskadi y se fomente en los bares. Prácticamente todos los bares vascos tienen una barra de pintxos para disfrute de los clientes. A diferencia de algunas ciudades y sus tapas, en Euskadi, el pintxo se paga aparte.

Es casi un sacrilegio venir al País Vasco e irte sin probar alguno de las miles de pequeñas delicias que puedes encontrar en todos los puntos de la geografía vasca y alrededores. Bilbao es una ciudad con fama de pintxo y pote y tiene sus bares dedicados a ello. Aquí os dejo las que, para mi, son siete buenas opciones para tomar unos pintxos en la capital bizkaitarra.

Taberna Askao Berri (Askao, 5)

Traineras del Askao. Fuente: http://askaoberri.blogspot.com.es/

Situada en el Casco Viejo, concretamente en la calle que da nombre al local: Askao, junto a la plaza de San Nicolás. Entre otros pintxos más tradicionales, en este bar podemos degustar una serie de txapelas y traineras. Se tratan de pequeños bocadillos recién hechos con  el nombre de las traineras más conocidas. Exquisiteces como la «San Pedro» con queso de cabra, anchoa y pimiento o la «Urdaibai» con bonito, cebolla y alegría son algunos ejemplos de la selección de pintxos calientes a degustar en la taberna Askao. Los precios oscilan entre el 1,50€ y 1,70€.

Además, tienen las txapelas. Son una ‘evolución’ de las traineras. En la carta las definen como «preparadas en 5 minutos con pan crujiente relleno de jugosos revueltos». Los revueltos varían al gusto del consumidor: huevo, patata, morcilla y pimiento rojo o huevo, patata, pollo, cebolla y pimiento verde. Unas delicias para tomar a media mañana o, simplemente, comer.

¡Eh! Que hay más