Prado 24 (Vitoria-Gasteiz)

Últimamente he ido bastante a Vitoria para temas de curro (vale, solo dos veces en dos semanas, pero eso es una media alta para lo que suele ser habitual) y he aprovechado para comer en sitios con buena pinta. Tengo que reconocer que al margen del Sukalki, me ha costado encontrar restaurantes o gastropubs en los que comer. No porque falten en la capital de Euskadi, más bien porque no he encontrado blogs que hablen sobre ellos. Casualmente, Prado 24 lo encontré gracias a una de las múltiples páginas de información para turistas que tiene el Ayuntamiento, la Diputación de Álava-Araba y/o el Gobierno Vasco. Sea como fuere, descubrí este restaurante y me lancé a probar su menú del día.

Fachada Prado 24

Entrada de Prado 24 en la calle homónima de Vitoria-Gasteiz. Fuente: Tripadvisor.

¡Eh! Que hay más

Sukalki en todo su esplendor (Vitoria-Gasteiz)

En marzo del año pasado acudí a Vitoria-Gasteiz a probar algunas de las cervezas experimentales de Ámbar, la cervecera de Zaragoza que se está expandiendo por la capital de Euskadi. El ágape del evento estuvo a cargo del equipo de cocina del Sukalki y me dejó francamente satisfecho. Casi un año después he vuelto por la ciudad y he decidido hacer una parada en el local propiamente dicho para dejarme sorprender por el menú express que tienen y corroborar esa primera impresión tan buena que me dejó hace más de un año. ¡Spoiler! Me ha gustado.

¡Eh! Que hay más

Basuki (Bilbao)

¡Vuelvo al Txoko! Sí, ya llevaba tiempo, pero entre una cosa y otra lo he dejado semiabandonado. ¡Hasta hoy! He limpiado y recogido lo que andaba fuera de sitio de la última vez y me pongo manos a la obra en los fogones metafóricos para presentaros un nuevo post que os alegre el cuerpo y el alma. Esta vez os voy a hablar del Basuki, un nuevo local de la mano del grupo Bilbao Berria en la calle Juan de Ajuriaguerra 14 y que pude probar gracias a una generosa invitación. No estuve solo, fue una interesante y amena velada junto con otros bloggers (gastronómicos, de tendencias y de viajes, que yo sepa).

Foto general de la cena por JOTA.

¡Eh! Que hay más

Oh! Taku (Bilbao)

Oh! Taku

Interior del Oh! Taku de Bilbao. / Fuente: Oh! Taku.

Me gusta la comida japonesa. Esa que va más allá del sushi, que tampoco me fascina. De hecho, diría que el sushi que se hace y consume por estos lares me deja más bien frío y prefiero apuntar a otros platos de la variada gastronomía nipona. Sus sopas, sus pescados, sus arroces… Tengo también el pequeño problema de haber estado enganchado a dos series de televisión japonesas que muestran una cantidad ingente de platos deliciosos. Se trata de ‘El gourmet samurai‘ y ‘Dragon Ball Super‘. ¡Espera! ¿Dragon Ball? ¿La serie de Son Goku? ¡Pues sí! No solo es que el saiyan criado en la Tierra tenga un apetito voraz y coma cantidades ingentes de comida (que también) todo es cosa del Dios de la Destrucción y su ángel, personajes nuevos para esta serie (viene cronológicamente después de Dragon Ball Z y la derrota de Kid Boo), que están fascinados por la comida que Bulma les presenta. Evidentemente, al tratarse de un anime, toda la comida que aparece reflejada es japonesa (más allá del sushi) y todo tiene una pinta bárbara. Resulta que el plato que más le gusta al Dios de la Destrucción es el ramen instantáneo, ese que va en bote y en el que solo tienes que echar agua hirviendo y esperar tres minutos. ¡Qué ganas de ramen! Por suerte hay dos sitios en Bilbao (Udon y Sugoi) que lo preparan, aunque ha entrado uno nuevo en juego y viene pisando muy fuerte: Oh! Taku.

¡Eh! Que hay más

Zazpi Bide Taberna (Bilbao)

Casualidades de la vida, retomo un poco el post anterior, en el que os hablaba de las croquetas y el concurso del Casco Viejo en el que participé como jurado, porque nos tenemos que retrotaer hasta aquel día. La semana pasada, tras acudir a la entrega de premios a los ganadores croquetiles en el Kukusoak de Barrenkale Barrena, el doble ganador, volví horas más tarde para descubrir las bondades gastronómicas que nos iban a ofrecer en la inauguración (aunque solo de la cocina) del Zazpi Bide Taberna, el bar que está pared con pared con los maestros croqueteros. Resulta que comparten equipo de cocina, por lo que es la calidad de la cocina del Kukusoak se va a poder apreciar en el renovado local de la Barrenkale Barrena.

Persiana de Zazpi Bide Taberna pintada por Aitziber Ibarguen con el cantante folklórico Kepa Junkera ataviado de pregonero de Aste Nagusia.

¡Eh! Que hay más