Sidrería Oiharte con #visitgoierri (Zerain, Gipuzkoa)

El sábado tuve la oportunidad de disfrutar de una jornada de turismo y descubrimiento en la región gipuzkoana del Goierri. Esa gran desconocida de Euskadi. Todo lo acontecido ahí lo explicaré mejor mañana en el blog, pero quiero hacer un alto en el camino para explicar la comilona que nos pegamos en una de las sidrerías de la zona: Oiharte, en el municipio de Zerain. Aunque las sidrerías más conocidas y populares son las de Astigarraga, en cada lugar de Gipuzkoa es habitual elaborar sidra. El Goierri no es una excepción.

oiharte-russell

Montañas de manzanas listas para ser convertidas en sidra.

¡Eh! Que hay más

Sukam (Las Arenas, Getxo)

Hace algo menos de un mes nos acercamos en familia hasta el restaurante Sukam, junto al Puente Colgante o Puente Bizkaia, para cenar. Celebración especial y esas cosas. Después de haber pasado casi a diario por delante del local sin entrar, pero con unas ganas locas de probar la carta que ya había leído en varias ocasiones me había llamado la atención poderosamente. Así que buscando algún buen restaurante para cenar y que no se vaya mucho de precio nos decidimos por Sukam. Además, está cerca de casa.

Fachada del Sukam. / Foto de la web del restaurante.

Fachada del Sukam. / Foto de la web del restaurante.

¡Eh! Que hay más

Recetas para un menú tope checo

Ya os comenté la semana pasada lo bien que me lo pasé en Chequia. De nuevo quiero aprovechar la ocasión para agradecer a Markéta, de la oficina de turismo de la República Checa en España y a las chicas y chicos de BlogOnBrands por la invitación. Hoy os quiero pasar las recetas que semi-elaboramos en el #txokotxeko entre todos. Los tres platos que ya visteis en el post anterior.

Afamados blogueros en la cocina del #txokotxeko.

Afamados blogueros en la cocina del #txokotxeko.

Dentro del dossier que nos facilitaron explican que la gastronomía típica destaca con las sopas (o caldos en verano) con ingredientes tan dispares como la carne, verdura, tomate, ajo, col, apio o, incluso, lentejas. En invierno tienden a ser más espesas para poder aguantar el duro invierno europeo. No olvidemos que este país limita con Polonia, Alemania, Austria o Eslovaquia, países que no destacan por su clima tropical.

¡Eh! Que hay más

Cuando unos vascos conocieron Chequia…

Imagino que todos conoceréis, al menos de oídas, la República Checa. Ese pequeño país centroeuropeo con capital en Praga. Ah, ¿ahora sí? Praga es una de esas ciudades famosas. Detrás del telón de acero, poco a poco han conseguido adaptarse al nivel occidental y ahora representa un magnífico destino turístico al que acercarse a conocer una de las capitales europeas más bonitas. Al menos eso dicen. No les vamos a negar el título. Puede que Chequia (llamado así de manera oficiosa) no sea uno de los destinos más atractivos, más si tenemos en cuenta que cerca está Dresde, Nuremberg, Viena o, incluso, Budapest.

IMG_20150514_190347-2

Puede que os preguntéis, «pero Bori, ¿qué tiene que ver el país del gran Antonin Panenka con el Txoko? ¿Ese no sería un contenido más propio del blog?». Pues sí, pero eso será mañana en uno de esos crossovers interblogueriles que tanto me gustan. Saco esta entradilla a colación para dar un poco de contexto sobre la magnífica cena checa que pudimos degustar una serie de blogueros, periodistas y blogueros-periodistas en un txoko (físico) frente a la bella ría de Bilbao. Se trata del #txokotxeko una actividad organizada por BlogonBrands y patrocinada por la agencia de Turismo de la República Checa en España (@CzechTourism_es) para dar a conocer la nueva ruta Bilbao-Praga que empezará a operar Czech Airlines desde el 1 de junio hasta finales de septiembre. Dos vuelos semanales en lunes y viernes, con vuelta los jueves y domingos.  ¡Eh! Que hay más

Bendito caldo en los bares

Como bien sabréis si ponéis los informativos o el Twitter, es invierno y hace frío. ¡Vaya novedad! Si algo bueno tiene esta época del año es que muchos bares de la zona del Gran Bilbao tienen un caldo calentito para servir. Cuando no apetece una caña, ni nada fresco y cuando tampoco tienes cuerpo para café o ColaCao caliente, puedes tomar un caldo (habitualmente casero). Y se nota.

Este post es una pequeña oda al caldo en los bares que tanto me gusta y disfruto cuando voy a tomar algo por ahí. Y cómo se nota la diferencia de un bar a otro. Los hay que son caseros, que se parecen al que hace mi madre y otros que se notan un poco más de bote, pero entran igual de bien.

caldo-panko

Foto de Panko.

 

Me sorprendió que los bares del interior de San Mamés ofrecen vasos de caldo caliente de la marca Aneto. Caldo casero que pone en el paquete. Pero en un partido frío y aburrido (como los de este año), un caldo caliente al descanso con el bocata de tortilla entra de miedo.

Vivan los caldos en los bares. Y todas sus variantes. Con o sin picatostes (y vaya picatostes), los que le echan un poco de fino. Caliente nivel te abrasa la lengua o templado. Acompañado de pintxo o solo. El caldo es una de las pequeñas maravillas de la hostelería bilbaína en invierno. Estamos en temporada de caldo (Salda dago!) y tenemos que aprovechar.

¡Ponme un caldito, por favor!