Recetas para un menú tope checo

Ya os comenté la semana pasada lo bien que me lo pasé en Chequia. De nuevo quiero aprovechar la ocasión para agradecer a Markéta, de la oficina de turismo de la República Checa en España y a las chicas y chicos de BlogOnBrands por la invitación. Hoy os quiero pasar las recetas que semi-elaboramos en el #txokotxeko entre todos. Los tres platos que ya visteis en el post anterior.

Afamados blogueros en la cocina del #txokotxeko.

Afamados blogueros en la cocina del #txokotxeko.

Dentro del dossier que nos facilitaron explican que la gastronomía típica destaca con las sopas (o caldos en verano) con ingredientes tan dispares como la carne, verdura, tomate, ajo, col, apio o, incluso, lentejas. En invierno tienden a ser más espesas para poder aguantar el duro invierno europeo. No olvidemos que este país limita con Polonia, Alemania, Austria o Eslovaquia, países que no destacan por su clima tropical.

Los segundos autóctonos suelen contener carne de ternera, cerdo o caza. También disponen de pollo y pescados de agua dulce (no tiene mar). Habitualmente vienen acompañados por un buen plantel: arroz, pasta, gran variedad de patatas (que avergonzarían a un alavés) y los famosos knedlíky (dumlings). ¿Qué es esto? Pues unas bolas alargadas de harina, cortadas en rebanadas y que se sirven acompañadas de distintas salsas o chucrut.

En cuestiones de repostería, el bábovka es un bizcocho típico. Destaca el koláč, unas tortas de masa dulce con requesón, mermelada y semillas de amapola molidas. Los plněné butchy son unos bollitos rellenos de mermeladas variadas. Y no nos podemos olvidar del strudel, el famoso postre que fue exportado a Austria y Alemania en época del imperio austro-húngaro.

No quiero retrasarme más, os dejo con estas maravillosas recetas checas típicas. Ideales para sorprender a visitas con platos de una cocina muy poco conocida en España. Comentaba Markéta que tan solo hay un restaurante de cocina checa en todo el Reino, en Madrid, claro. Lo dicho, que disfrutéis de las recetas. Si la hacéis, decidme, por favor.

Sopa kulajda, crema de setas

IMG_20150514_213923

 

Ingredientes para cuatro personas

  • 300 gramos de patatas.
  • 200 gramos de setas frescas (o 30 gramos de setas secas).
  • Una cebolla pequeña.
  • 80 gramos de mantequilla.
  • Dos o tres huevos.
  • Un litro de agua.
  • Medio litro de crema agria.
  • Una hoja de laurel.
  • Una pizca de comino.
  • Un poco de eneldo.
  • Chorretón de vinagre.
  • Sal al gusto.

Elaboración (media hora)

  • Picar las patatas peladas en dados y cocerlas con sal, comino y cebolla picada.
  • Picar las setas y saltearlas con sal y comino.
  • Verter la crema agria junto con la harina en el agua con las patatas, añadir una hojita de laurel, las setas y el eneldo picado.
  • Al final, echar en la sopa unos huevos, uno tras otro.
  • Añadir una gota de vinagre, en caso que la sopa no esté suficientemente agria.

Guláš

La olla mientras se preparaba el goulash.

La olla mientras se preparaba el goulash.

Ingredientes para cuatro personas

  • 600 gramos de carne de ternera o cerdo.
  • 200 gramos de cebolla.
  • 60 gramos de manteca.
  • Cinco o diez gramos de pimienta roja y puré de tomate.
  • Medio litro de caldo de huesos blancos.
  • Un poco de comino molido.
  • Pizca de ajo.
  • Algo de mejorana.
  • Una mijita de ralladura de limón.
  • Algo de pebre.
  • Puñado de sal.

Elaboración (1h30min – 2h)

  • Picar la carne en trozos de igual tamaño.
  • Pochar la cebolla hasta que esté dorada y añadir la carne picada.
  • Sofreír removiendo constantemente.
  • Echar pimienta roja, un poco de puré de tomate, seguir sofriendo y echar el caldo frío.
  • Añadir la sal, el ajo rallado, la ralladura de limón, el comino y dos o tres granos de pebre.
  • Guisar todo a fuego lento.
  • Sacar la carne y, si es necesario, espesar la salsa con un poco de harina.
  • Añadir la mejorana.
  • Servir sin colar.

Strudel

El strudel entero antes de ser cortado y servido.

El strudel entero antes de ser cortado y servido.

Ingredientes para cuatro personas

  • Un rollo de hojaldre.
  • Medio kilo de manzanas peladas.
  • 30 gramos de pasas.
  • 30 gramos de azúcar.
  • 30 gramos de pan rallado.
  • 30 gramos de mantequilla (y algo para pintar).
  • Una cucharada de canela molida, azúcar glasé y frutos secos.

Elaboración (45 minutos)

  • Precalentar el horno a 200ºC.
  • Rallar las manzanas y mezclarlas con las pasas, la mantequilla, el azúcar, la canela y el pan rallado.
  • Extender la masa de hojaldre con el rodillo para que se quede fina.
  • Colocar el relleno en un extremo de la masa.
  • Doblar el extremo sobre el relleno y dar la vuelta sobre el resto de la masa.
  • Colocar sobre una fuente de horno y intar con mantequilla.
  • Hornear a 200ºC unos 25 minutos.
  • Antes de servir espolvorear con azúcar.

Espero que os animéis a elaborar alguna de estas recetas típicas de la República Checa. Y ya sabéis que con Czech Airlines podéis viajar a partir del lunes a Praga dos días a la semana desde Bilbao. Aunque también vuelan desde Madrid, Barcelona, Málaga todo el año y Palma de Mallorca, Valencia y Sevilla en verano. Así que no tenéis excusa para viajar al pequeño país centroeuropeo y maravillaros con su cultura y su gastronomía. ¡Y cerveza! Aunque de eso hablaré el jueves. Por lo pronto os recomiendo unas cuantas cosas que visitar en ChequiaOn egin!

Deja un comentario. Son gratis.

*Si pones una web, omite el "http://".

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.