Burbuja hamburguesil

Ya comentaba el otro día el tema de las hamburguesas. Fue mi fallida visita al Old Jack de Barakaldo la que ha precipitado la cadena de sucesos que han terminado conmigo escribiendo este post. ¿Qué pasa con las hamburguesas? Vuelvo a contar toda la historia y pasamos a mayores con la última reflexión del año. Un 2018 que no ha dado todo lo que me hubiera gustado para este humilde Txoko (he comido poco fuera de casa), pero que no ha estado mal en cuestiones culinarias. Solo espero y deseo que el año que entra sea aún mejor.

Hamburguesa Arima en el Tipula

La hamburguesa Arima del otro día en el Tipula (que está en el límite de lo que os cuento hoy)

¡Eh! Que hay más

Centro Gallego (Barakaldo)

Si la semana pasada os hablaba de una de las comidas en el Fun&Serious, hoy toca otra. En el segundo día del evento, decidí pasarme por el centro de Barakaldo, en parte para buscar un cajero, en parte para buscar algún sitio para comer. Siempre he oído hablar de los restaurantes gallegos que hay en Barakaldo, dos o tres, pero nunca había ido a ninguno. ¿Qué mejor momento que este para acercarme hasta uno de ellos? Buscando en Google me encontré con el Centro Gallego, situado en la calle Galicia del municipio. ¿Señal de las meigas? Es posible.

Entrada al Centro Gallego de Barakaldo.
Facahda del Centro Gallego de Barakaldo. Fuente: Tripadvisor.

¡Eh! Que hay más

Old Jack (Megapark, Barakaldo)

Lo de siempre a estas alturas. Llevo bastante sin escribir en el Txoko, pero tampoco he ido por ahí a comer algo digno de ser referenciado aquí. Hasta hoy. Bueno, concretamente fue la semana pasada durante el puente. Se celebraba el Fun&Serious en el BEC y el viernes me decidí a ir hasta el MegaPark para probar el Old Jack, un restaurante americano de hamburguesas que me habían recomendado. Me dijeron que tenía las hamburguesas muy ricas y me animé a dar el paseo hasta ahí para probarlo.

Old Jack Barakaldo.

Fachada del Old Jack dentro del recinto del Megapark Ocio.

¡Eh! Que hay más

La Cádiz esa de recuerdos mágicos

Me gusta mucho Andalucía. Aunque hace tiempo que no voy, siempre tengo en mente algún viaje al sur para volver a disfrutar de esa maravillosa tierra. He estado en casi todas las provincias de la comunidad autónoma, tan solo me falta una y, oh casualidad, vino hasta mi para hacerse ver. Se trata de Cádiz, por si todavía no os habíais dado cuenta y sucedió hace un par de semanas en el Gran Hotel Puente Colgante de Portugalete.

¡Eh! Que hay más

Bil-BAO

Desde mayo sin comparecer por aquí. Todo el verano de aquí para allá sin un solo hueco para ponerme a escribir sobre cocina, comida o gastronomía. Una auténtica dejadez. La excusa real es que voy a pocos sitios nuevos y no tengo mucho sobre lo que escribir. Por suerte el fin de semana hice algo que se salía un poco de lo habitual y tengo para este post y otro más. Ambos serán chuscos, no os creáis, que la mala calidad de los textos y la comida que he probado no se olvida, ni se abandona. ¡Desde mayo! No voy a decir que no he comido fuera, pero sí que es cierto que todo es repe. No me gusta repetirme (aunque debería en algunos casos, creo). En este punto, vengo a hablar de un local que ha dejado pasar una oportunidad única para ponerle un nombre memorable al mismo. Hablo del BAO situado en Alameda Rekalde 34, juntito a la Plaza Moyua y al Levi’s ese donde deben de regalar las camisetas que lleva todo el mundo en la ciudad (y, al parecer, el país).

Bao Bilbao.

¡Eh! Que hay más