Receta: arroz con sobrasada

El domingo estaba dispuesto a hacer unas albóndigas con champiñónes, pero, para mi desgracia, el género estaba en mal estado. Así que no me quedó otro remedio que tirar de plan B. En un principio me animé a hacer un clásico arroz a la cubana, pero me dio pereza ponerme a freir el huevo. El plan C fue el resultante.

arroz-sobrasada-cazuela

En casa tenemos bastantes variedades de sobrasadas. Mi hermana (@Lucia_Bohorquez) vive y trabaja en Mallorca y cuando viene suele traer productos típicos de allí. Esta vez fue el redactor de ‘El País’ en Palma, Andreu Manresa (@AndreuManresa) el que nos trajo productos de Munar en su última visita. La marca de embutidos Munar realiza todos sus productos de manera artesanal. ¡Y se nota! Qué deliciosos que son. ¡Eh! Que hay más

Izartza

Ayer estuve en Vitoria-Gasteiz para acudir a la celebración del Datorrena 2014, un evento donde se trató de vislumbrar lo que nos va a traer el nuevo 2014. Ya que estaba por la capital de Euskadi, decidí ir a comer algo por la ciudad. Tras investigar un poco por la Red, di con varias buenas recomendaciones del Izartza, en una de las esquinas de la Plaza Nueva de la urbe alavesa. Me decidí por ahí. Entré en el local, que estaba vacío y me aventuré a probar el arroz cremoso con hongos, recomendado por @hombrelobo en Foursquare y el tataki de atún en aceite de naranja que también tenía buenas críticas. Además, aproveché para tomar uno de los pintxos de la XI Semana del Pintxo de Vitoria-Gasteiz, en este caso un tartar de mejillón y berberecho. En casa somos muy arroceros, por lo que a la mínima oportunidad de probar un buen arroz, no me lo pienso mucho.

izartza-fachada

El local es pequeñito con una barra ‘doble’; una para servir los platos y otra más baja, a la altura de las sillas. para degustar los platos. A la hora a la que fui, cerca de las tres de la tarde, solo había una persona de servicio. Me atendió amablemente y se metió en la cocina para sacar los platos. También le pedí recomendación y, además de los platos que elegí, destacó el ravioli de calabaza con espárragos. Lo apunto para la próxima. Es curioso que hay un ventanuco en el que se ve la cocina y parte de lo que se hace. Aunque tardo un poco, se podía ver cómo trabajaba en la cocina, por lo que el plato estaba bien hecho.

¡Eh! Que hay más