Hamburguesa en La Florinda

No sé si sabréis (deberíais) que en la Alhóndiga hay varios restaurantes de distintos tipos y precios. Uno de ellos es ‘La Florinda’. En la planta baja del complejo cultural, este restaurante tiene la coletilla de «fusión de cocinas» y el cartel de cocinas del mundo. Ahí puedes probar dos tipos de menús: el menú del día o el especial. Éste se compone de un plato de la carta (hamburguesas y ensaladas incluídas), postre y bebida por 11€, aunque si eres socio de la Alhóndiga te rebajan 50 céntimos.

hamburguesa-la-florinda

Me decidí a comer ahí para probar y opté por una de las hamburguesas de la carta. Tras mucho pensar en cuál elegir me decidí por la barbacoa. Con pocos ingredientes y la popular salsa. La primera impresión de la hamburguesa fue muy buena. Pan oscuro como tostado, buen tamaño, bien montada, patatas con una pinta impresionante. vamos bien. Pero no se vive de primeras impresiones y al tacto ya empezaba a perder bondades. El pan era de bollo. Y aunque en apariencia estaba bien, no era así. Blando y se fue deshaciendo a medida que iba dando mordisco. No hay cosa que más rabia me de que una hamburguesa se me deshaga por la mala armonía de sus ingredientes.

2014-12-10 14.06.01

A esto hay que añadir que la carne tenía un punto que, personalmente, no me gustaba demasiado. Y la carne también se iba deshaciendo. Las patatas estaban muy ricas, pero se echaba en falta algo en las que untarlas. Al menos estaban muy buenas. Del repertorio de postres no recuerdo mucho, salvo que no había nada que me motivase especialmente, así que opté por el cremoso de queso con membrillo. Me esperaba algo parecido a lo que probé en el restaurante valenciano Casa Pepa, pero no fue el caso. Algo sorprendente y extraño a la vez.

2014-12-10 14.23.00

Bajo esa espuma que se ve (y no tenía un sabor definido) había un mix de taquitos diminutos de queso y membrillo. Como digo, una experiencia rara que aún hoy sigo sin saber si me gustó o no. Me dejó algo frío, aunque fue por la sorpresa más que por el postre en sí. Una cosa que tengo clara es que me pareció muy caro. En la carta, la hamburguesa rondaba los 10€. Es un precio muy elevado para un plato como ese, sea donde sea, y si se pide tiene que tener una calidad bastante alta. Es el caso de las tres mejores de 2014, son caras, pero merecen la pena. Ya os digo que la de La Florinda, no. De hecho, no creo que repita.

logo-txoko-mal

 

Deja un comentario. Son gratis.

*Si pones una web, omite el "http://".

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.