Coppola, un buen trozo de Italia en pleno Bilbao

Ayer quedé con mi buena amiga Nagore (@nagoremarcos) y decidimos ir a probar el Coppola un restaurante del que me habían hablado muy bien. Coincidimos en que estábamos madurando, antes quedábamos normalmente para ir a comer comida basura y ahora vamos a probar sitios nuevos. Tras escuchar las recomendaciones de Alma Botxera (@almabotxera) y Blackie (@theblackcity) del local en el MarisGalicia Bilbao y reiterármelas ayer en Twitter, ahí que nos fuimos.

El local está en la calle Barriuncúa, la paralela al la del hotel Dómine. Si queréis una referencia, es la calle de la Foca Nicanora. Una vez llegas al local, tampoco es que tenga demasiada cartelería indicando qué hay ahí, a excepción del menú en una pizarra en la puerta que sirve como indicación. El local no es muy grande. Dispone de una mesa amplia junto a la ventana donde caben unas seis u ocho personas y el resto de mesas en el comedor son altas. Habrá unas seis, con capacidad para cuatro personas tranquilamente. Es recomendable reservar previamente por lo que pueda pasar.

coppola-carta-pizzas

¡Eh! Que hay más