Bollo de mantequilla, el delicioso tesoro de Bilbao

Me parece increíble que no le haya dedicado un post al celebérrimo bollo de mantequilla desde que empecé a dar la matraca con el Txoko. ¿Qué decir del bollo de mantequilla? Uno de esos manjares que disfrutamos tanto los de aquí y que cuando salimos se echa de menos. Anda que no me habré pasado meses (incluso años) sin comer uno, pero cuando entran ganas, entran muchas y no hay forma de evitarlo. Antes de entrar en guerras (en la que poseo la verdad absoluta) creo que debería explicar algo de los bollos.

Fuente: El Correo.

¡Eh! Que hay más