La mejor tarta de chocolate del mundo (Madrid)

Bajo este curioso nombre se encuentra, efectivamente, la mejor tarta de chocolate del mundo. Al menos del mío propio. La mejor que he probado. No soy especialmente fan de la tarta de chocolate. De hecho, soy bastante exquisito al respecto. Si me ponen delante una de queso, por ejemplo, me tiro antes a por ella que a por el chocolate. Aún así, me gusta. Y esta es la mejor que he probado. Situado en la calle Alcalá, número 89, junto al Retiro, un poquito más abajo de la Casa Árabe se encuentra este pequeño y coqueto local.

IMG_20150311_022141

Quedé allí con Inés y pedimos un trozo de tarta cada uno. De una distinta, porque a ella le gusta más oscuro (70%). En mi caso, el pedazo era de 53%. Según me contó Sita, la tarta es original de Lisboa, de un local con un nombre parecido (si no el mismo en portugués por lo que he leído) y la dueña de la tienda iba a la capital lusa a comprar las tartas por encargo dos veces a la semana. Hasta que se decidió por abrir este pequeño local tan bien situado.

IMG_20150310_192634

Tal vez las fotos no sean las mejores, pero podéis encontrar más sobre esta maravilla en su página de Yelp. Es una tarta con varias capas, esponjosa y chocolateada (obvio). La capa más superficial es chocolate fundido, pero la de abajo es como una especie de merengue de chocolate y finaliza con una especie de bizcocho. Suave, rica, esponjosa y deliciosa. Como digo, la mejor tarta de chocolate del mundo que he probado hasta ahora.

IMG_20150310_192626

Tiene la virtud de no resultar muy empalagosa, de tener la ración exacta para que puedas probarla, paladearla, disfrutarla y te quedes con ganas de más, pero no pidas porque es demasiado. Se pueden pedir para llevar tanto en porciones como enteras para llevar. Por lo que no es descabellado terminar un duro día con un delicioso trozo de tarta en el Retiro con los amigos. Os recomiendo encarecidamente esta tarta, sobre todo si sois de dulces y os apasiona el chocolate.

Eso sí, el local es pequeño (tres o cuatro mesas a lo sumo) y la terraza tampoco es muy generosa (dos o tres mesas en la acera). Más que un bajo comercial es un sótano, por lo que tienes que bajar, pero está bien a la vista cuál es el sitio. Avisados estáis. Ahora solo tenéis que ir y disfrutar. ¡Ah! Por cierto. Hay distribuidores locales en otras ciudades del país. Para los amiguitos vascos, en el ‘Alma de Cacao’ de Rodríguez Arias la podéis conseguir.

2 Comentario

Deja un comentario. Son gratis.

*Si pones una web, omite el "http://".