Copper Deli (Bilbao)

¿Existe el concepto de sandwichería? ¿Tal vez en español quedaría mejor decir emparedadería? Existe la bocatería, la hamburguesería e, incluso, la pollería. ¿Por qué no tenemos un nombre fijo para los locales que se dedican a hacer y vender sandwiches? Por eso, en parte, es difícil describir lo que te puedes encontrar en el Copper Deli de Mazarredo. Básicamente emparedados de distintas clases, con un toque especial y otros platos también deliciosos.

Fachada del Copper Deli de Mazarredo. / Fuente: DogVivant.

Básicamente se trata de un local (bueno, dos, que hay otro frente al museo de Bellas Artes) cuya especialidad son los emparedados de distintos tipos. Hay unos cuantos en barra listos para ser tostados y degustados en caliente y otros, llamados fundidos, que los hacen al momento. He pasado muchas veces por delante, pero he acabado pasando al ver que estaba abarrotado. Hace unas semanas me decidí, por fin, a entrar y pedir el menú del día. Consiste en una ensalada, dos sandwiches o un fundido, postre y bebida por 12’50€. También hay una version express con una ensalada o dos sandwiches o un fundido, bebida y postre por 10€. Me decanté por el primero.

Ensalada Primavera del Copper Deli.

El único problema que le veo a este local es el poco espacio que tiene. Acabé sentado en la barra, pero era muy incómodo para comer. Seguramente si hubiera podido encontrar sitio en las mesas altas (o en las bajas) la experiencia hubiera sido más satisfactoria, pero no estuvo mal. Me decanté por la ensalada primavera con el mix de lechuga, tomate cherry, aguacate, maiz dulce y fresas. Venía ya aliñada y es de agradecer. Me da bastante pereza tener que aliñar una ensalada cuando la pido fuera de casa. Estaba curiosa, aunque le hubiera añadido queso en dados para darle un pequeño toque. O queso azul. Pero no estaba mal.

Fundido Thai del Copper Deli

Para el segundo me decidí por el fundido. Hemos venido a jugar. De entre los cinco de la carta me acabé decantando, aunque me costó lo mío, por el fundido Thai. En este caso llevaba cerdo asado, queso mozallera, cebolla roja encurtida, pepinillos, cilantro (puag) y mahonesa de siracha en pan de focaccia. Es un fundido picante (ligeramente, no una barbaridad) y es un concepto interesante. El pan tostado, caliente y crujiente entra muy bien. La mezcla de ingredientes está muy bien elegido y apenas se nota el cilantro, salvo en algún punto concreto, pero que no llega a estropear el conjunto.

Tarta de queso del Copper Deli.

Sabéis los que sois lectores habituales que la tarta de queso en una selección de postres es elección obligada. Me cuesta mucho no decantarme por ese postre que tanto me gusta. En el Copper Deli no fue una excepción y acabé pidiendo una tarta de queso en un tarro de cristal de los de yogur. Era básicamente lo que cabría esperar:  una rica tarta de queso con galleta. Eso siempre redondea la comida.

Tengo que pasarme por el local que han abierto frente al Bellas Artes a ver si ahí puedo sentarme cómodamente y disfrutar del conjunto. Aunque ya digo que todo lo que probé estaba bueno. Me gustaría probar otras ensaladas y el fundido de pato teriyaki (picante) que también tiene una pinta bárbara. Si os gustan los sandwiches, os recomiendo una visita. Además, los ponen para llevar, por lo que en un buen día de verano o primavera se pueden comer tranquilamente en el parque.

Deja un comentario. Son gratis.

*Si pones una web, omite el "http://".