Belmondo, las hamburguesas de Valencia

En mi última noche en Valencia quería darme un pequeño homenaje. Tras reirnos mucho y pasarlo genial en el Ignite Valencia, amigos y organizadores se iban a cenar a un italiano en El Carmen. Como era la última, decidí irme con Javi de GPMESS al Belmondo, una hamburguesería recomendada en la ciudad del Turia. Me habló de ella Rafa Osuna (@RafaOsuna), insigne creador del blog Birra y Burger, y el propio Javi reforzó el argumento. El cántabro soltó una frase que hace que un enamorado de las hamburguesas se quede sin más recursos que gritar TAXI: “Son las mejores que he probado desde San Francisco”. ¡Ahí que nos fuimos!

Javi López, CEO de GPMESS, y BlogdeBori en Belmondo

Foto con Javi López.

Llamamos para reservar, por si acaso. Al llegar no había mucha gente, por lo que se estaba genial. El local estaba muy bien decorado, con estanterías y pósters y libros antiguos. Casi como estar en casa. Nos trajeron la carta, en unas carpetas de estas con un clip arriba que molaban demasiado. Además de la carta, tenían cosas fuera de ella con buena pinta. Yo me tiré a lo seguro. Javi (y otros yelpers) me había recomendado la Canyonero y no pude hacer otra cosa que entonar la conocida melodía y pedirla. Mi querido acompañante se pidió una fuera de carta con una pinta también muy buena: la Soprano. De acompañamiento nos decidimos por unos nachos con queso y tres salsas distintas.

Los nachos del Belmondo (Valencia).

Mientras esperábamos y me pasaba por Yelp para hacer check-in, me fijé en que tenían una oferta de bebida (cerveza) gratis con la cena si enseñabas el móvil. ¡Birra gratis! Los nachos estaban ricos, pero tampoco eran una maravilla. Prefiero, por ejemplo, los del Goiko Grill en Madrid. También eché un poco de menos más queso en los nachos. Aún asi, las salsas estaban ricas y la roja no era picante, aunque pudiera parecer lo contrario. Una duda con la que me quedé (pero mencioné a Javi) fue la del tiempo de espera. Normalmente solemos ir por la mitad de los entrantes cuando llega la hamburguesa, pero en el Belmondo vino cuando terminamos. Mi duda estaba en si lo habian hecho a propósito, el servicio iba lento o tardaban mucho porque lo bueno no se hace rápido. En cualquier caso, no es queja, es una observación. Casi que es mejor así.

Justo cuando aproveché para ir al baño aparecieron las hamburguesas. Iban acompañadas de patatas, como se suele destilar fuera de Euskadi. Se notaba que no eran de las congeladas. Me recordaron a las del Alvarito’s y me alegró bastante. Además, J. (mira Blackie, yo también como con un J) me dijo que el camarero le había dicho que si queríamos más patatas, las pidiésemos. Me senté y observé detenidamente la Canyonero. Saqué las fotos pertinentes y la probé. Estaba buenísima. Sencilla y deliciosa. Está entre las mejores que me he comido nunca. Absolutamente brutal. La carne de ternera de calidad y en su punto. Y esa salsa barbacoa casera tan sencillamente deliciosa y sorprendente. No se parecía en nada a cualquiera de bote con la que nos agasajan en otros locales. Barbacoa, barbacoa. ¡Qué fiesta para mis sentidos! Me dieron ganas de pedir otra y todo. Y el pan, no me olvido del pan. Pan bueno, sí señor. Por una vez el pan era de categoría. Así sí, Belmondo. Así, sí.

Para finalizar la cena, nos animamos a pedir postres. El señor CEO optó por el tiramisú y yo me lancé a por la tarta de queso. Sí, tengo un problema con ellas. Estuvimos debatiendo sobre las tartas de queso y la dureza de la base de galleta. Cuando llegó la tarta, estaba suave, cremosa y deliciosa. La cuchara parecía un cuchillo de lo bien que salía todo.Y muy rica, de las mejores que he probado en el viaje. Me dijo J. que hiciese un post sobre las tartas de queso de Valencia. Lo dejo en pendientes.

Y así llegamos al final de la cena. Pedimos la cuenta y para nuestra sorpresa ¡NOS COBRARON DE MENOS! Si es que así no se puede. Hay que volver. Nos invitaron a uno de los postres y a una bebida (más la de cortesía de Yelp). Además, nos animamos a tomar un chupito de patxaran para recordar el Norte, aunque íbamos a viajar en pocas horas. Todavía no sabemos el por qué de la cortesía. Javi conocía a la hermana del dueño, igual tiene algo que ver, pero vete a saber. Fue la guinda genial para una cena maravillosa. Todo nos salió por 15€ por cabeza. Digno de repetir. Si viviera en Valencia lo haría todos los meses.

Belmondo mola. Rafa Osuna tenía razón. Se preguntaba en un post si eran las mejores de toda Valencia. Te lo digo yo, Rafa. Un rotundo sí. Solo probé esta y la de Mediterránea de Hamburguesas el día anterior (debo reseña), que también las ponen bien, y el baño es absoluto. Al nivel del Holanda-España del Mundial. Por ahora solo tienen este local, pero espero que abran pronto uno en Bilbao y mantengan todo lo bueno del de Valencia. Por algo digo en el título que son “las hamburguesas de Valencia”, deberían hacer marca. Merece la pena. Si estáis en la capital del Turia, no lo dudéis: Belmondo.

8 Comentario

  1. Este no lo conocía y vaya, está en la calle donde ha vivido mi madre toda la vida!
    Otro más para la lista. Me van a faltar días (y pasta) para probar todos los restaurantes que tengo en mente!! jaja
    Ayer fui a merendar a le petite brioche por cierto. Qué buenos estaban los pancakes…

    un besillo!

    Reply
    • ¡Me alegro que me hicieses caso, María! El Belmondo es extraordinario, tienes que ir. Cancela cualquier otro plan y vete a cenar una noche. Merece totalmente la pena. Estoy pensando en cogerme un avión para ir 😛

      Reply
  2. Por aclarar, no es que nos cobraran de menos porque se equivocaran, es que nos cobraron de menos porque se tiraron el rollo, y nos invitaron a los pacharanes y todo, pero por eso, porque son gente enrollada 😛

    Reply

Deja un comentario. Son gratis.

*Si pones una web, omite el "http://".