Santo Tomás

En agosto ya os hablé sobre el Mercado de San Lorenzo que se realiza en Algorta. Ahí hice una pequeña referencia al día de Santo Tomás y, sin más tardar, me puse a hablar de las bondades del mercado getxotarra. Hoy es Santo Tomás y se celebra el tradicional mercado en muchas localidades de Euskadi. Por razones evidentes, mi preferido es el de Bilbao. Para muchos vascos, este día y este mercado marca el inicio de la Navidad.

Casetas de Santo Tomás en el Arenal bilbaíno. Fuente: Pandora Magazine.

Para dar una idea de las dimensiones que llega a alcanzar Santo Tomás, en la edición de 2010, en Bilbao, se llegaron a reunir 125 000 personas. Más de dos veces San Mamés, por dar medidas que todos conocemos. Otras localidades vascas que celebran un mercado similar son, entre otras, San Sebastián, Azpeitia, Lekeitio, Errenteria, Irun, Hondarribia, Usurbil y Arrasate/Mondragón. Sí, es un día importante en Gipuzkoa.

Aunque parezca contradictorio, esta festividad no tiene origen, ni siquiera relación, con la tradición cristiana. Toma el día del santo para marcarlo en el calendario, pero no es uno de esos días santificados. Se dice (no hay confirmación fehaciente) que se ubica este día porque era el del pago de rentas. Al fin y al cabo, no deja de ser una tradición que se remonta al medievo, al menos en Mondragón. De hecho, la de esta localidad gipuzkoana se viene celebrando desde 1351, por una prerrogativa del rey Pedro I, el Cruel.

Muestra de hortalizas a la venta en Santo Tomás. Fuente: PankoBilbao.com

A día de hoy, junto al mercado propiamente dicho, se celebra la llegada de la Navidad y/o el fin de las clases por este periodo festivo. El mercado agrícola es una parte importante de la fiesta, mucha gente acude a comprar productos de buena calidad producidos en las localidades colindantes. ¡Incluso animales vivos! Buen momento para comprar lo necesario para las cenas de Nochebuena y Nochevieja, siempre que no te den reparos los precios, claro.

Otro de los grandes protagonistas del día es la sidra. Litros y litros de sidra y txakoli se venden y beben para celebrar de manera popular, casi al nivel de Aste Nagusia de invierno, la llegada de la Navidad. Ya comenté que la noche anterior a este mercado sería un buen día para el encendido de la iluminación navideña.

Talo con chorizo. Fuente: El Correo.

Tampoco puede uno olvidarse del talo con chorizo. La comida más típica y clásica de Santo Tomás. Una masa elaborada con harina de maíz y hecha a la piedra junto con un chorizo a la sidra. También se le suele meter txistorra o, en los últimos años, bacon y demás productos del cerdo. Nada más típico para acompañar la sidra que un buen talo calentito, que para estos días de frío y lluvia que suele hacer el 21 de diciembre (o 22 si el 21 cae en domingo) viene más que bien.

Desde el Txoko os insto a visitar este mercado alguna vez en la vida y disfrutar de la buena vida rural en el centro de la ciudad. Sidra, talo, puestecitos con cosas interesantes para ver y comprar y, sobre todo, muy buen ambiente. On egin!

Deja un comentario. Son gratis.

*Si pones una web, omite el "http://".