Pizzería Trozo (Bilbao)

Como ya dije en el post del Satélite T, tengo una lista de locales en Bilbao donde quiero ir. La parte más urgente (dentro de lo que cabe) es un triunvirato entre el Satélite T, esta pizzería y otro restaurante que no revelaré hasta traerlo aquí (el hype). Por lo pronto, quiero hablar de Pizzería Trozo, un local pequeño, bien montado, con un gran horno de leña en la antigua plaza del Gas. Pegado, pared con pared, con el Kokken (otro que falta, pero ya iré). De hecho, según tengo entendido, son propiedad de los mismos dueños.

Fuente: Deia.com

Fuimos el sábado, a una hora más o menos punta, pero conseguimos sitio para cenar. Una de las mesas altas, la de la columna. Nos pusimos a escudriñar la carta e intentar formar consenso entre cinco personas con ganas de comer un par de pizzas. Conseguimos ponernos de acuerdo para pedir una 11 y una 13. En el caso de esta última, tras una poco reñida votación de cuatro votos a favor y uno en contra, se decidió prescindir de las pasas. Como véis, hay una variedad interesante de pizzas. Clásicas, veganas y locas. Supongo que todas estarán buenas. Me quedo con ganas de pedir las dos de 4 quesos, la vegana 6 o la 1 y 7 de locura (pizza de kebab no de Campofrío).

Carta de la Pizzería Trozo.

Carta de la Pizzería Trozo.

¡Y llegaron! Primero la 11 con su solomillo, chalotas caramelizadas, mostaza, crema fresca y la mozzarella como queso base. Jugosa, con el borde fino y crujiente y tierna. El solomillo se cortaba fácilmente (gracias, @SergioJuarros) y no se te quedaban trozos y era necesario hacer fuerza. Deliciosa.

Pizza 11 de las locuras de Trozo.

La segunda, sin pasas, también estaba muy buena. Si tuviera que elegir, me quedaba con la primera, pero no desmerece nada esta segunda, ojo. Con mucha aceituna (que me gusta) y la carne picada bien espolvoreada sin que robase mucho protagonismo. Equilibrada, como parece que es todo en Trozo. ¡Y rico!

La 13, aunque no fuimos en martes o viernes.

Un pequeño cartelote en la barra anunciaba la existencia de tiramisú casero por 2,50€. Un trozo suficiente, con el bizcocho esponjoso y, otra vez, suave. Con gran sabor a café y buena presencia del mascarpone. Un broche de oro a la cena. Buenas pizzas y buen postre, junto a una atención y servicio atento y simpático. ¡Todo de 10!

¡Dame tiramisú y dime tonto!

Todas las pizzas cuestan 13,95 y la caña está a 2€, junto con el tiramisú a 2,5€, tenemos un menú bastante bien de precio para la calidad ofrecida. Una visita que vale mucho la pena, pero eso sí hasta el 1 de febrero se han ido de merecidas vacaciones, por lo que tendréis que esperar. Un trozo en Trozo bien vale un paseo hasta el Ayuntamiento.

2 Comentario

Deja un comentario. Son gratis.

*Si pones una web, omite el "http://".