Carl’s Jr. (Bilbao)

Si sois habituales del Txoko ya sabéis que me encantan las hamburguesas y siempre que puedo me zampo una. El otro día me invitó el amigo @pixelillo a comer en el nuevo Carl’s Jr. de Bilbao situado en la calle Licenciado Poza. Concretamente en el local donde antes se encontraba ‘La Mafia se sienta a la mesa’. Una franquicia por otra en una calle que empieza a llenarse de ellas. No sé si conoceréis esta marca, pero es una clásica cadena de comida rápida estadounidense que está en muchos países del mundo y rivaliza (aunque no a lo grande) con McDonald’s o Burger King. De hecho, sin entrar en spoilers es como la Gran M, pero un euro y pico más caro.

Carl's Jr.

Interior de un Car’s Jr.

Por lo que veo, solo hay tres ciudades en España que cuenten con algún restaurante de esta cadena. Por eso mismo hay tanta publicidad en los locales y en la web para que abras tu propia franquicia, en fin. Barcelona y Madrid son las otras dos (a día de hoy, 21/03/19), por si os lo preguntábais. El caso es que ahí fuimos. Alberto me contó que solía ir con sus amigos durante un viaje por EEUU y no está mal. Eso si, no esperes gran cosa.

Western Bacon Cheese Burger Carl's Jr.

Hamburguesa Western Bacon Cheese Burger del Carls Jr.

Como os digo, no deja de ser algo similar a un McDonald’s algo más caro y con ese plus de calidad que le confiere el euro por encima de precio. Las hamburguesas son muy similares en cuanto a sabor, tamaño y calidad. No es nada del otro mundo, pero si te apetece variar y cambiar de cadena, no es una mala opción. Además está muy bien situado.

Me gustaron las patatas. En este caso me decanté por unas patatas estilo crisscut (así las llaman) que podéis ver con algo más de detalle en la foto de abajo. Saben como las patatas normales (obvio), pero están algo más suaves y aceitosas. Un buen punto diferenciador aunque, como digo, no son nada del otro mundo. Creo que están por encima de las de McDonald’s y las del Burger King. Hablo de las deluxe (y como quiera que se llamen las de la cadena monárquica), que son con las que se pueden comparar con las del Carl’s Jr.

Crisscuts del Carl's Jr.

Patatas ‘crisscut’ del Carl’s Jr.

Al igual que sucede en otras cadenas como la mencionada Burger King o Foster’s Hollywood, la bebida se puede rellenar cuantas veces quieras en los dispensadores colocados a tal efecto. Hielo y bebida carbonatada hasta donde quieras. Eso sí, llegado a un punto, irás más al baño (justo frente a la máquina) que a rellenar bebida.

Dentro de lo que no probé, los batidos tienen buena pinta y la estrella de la carta son las hamburguesas 100% angus a la parrilla. Ya comenté en otros posts sobre hamburguesas que prefiero tirar hacia la ternera normal, porque el sobreprecio por lo que llaman angus no me suele valer la pena. Sospecho que aquí tampoco será una excepción, pero me parece una excusa como otra cualquiera para volver a comer o cenar un día cualquiera en el Carl’s Jr.

Lo dicho, no es nada del otro mundo y tampoco es algo que tengas que ir corriendo a probar. No está mal. Eso sí, duele un poco que Pozas se esté conviertiendo en una calle de franquiciados y se pierda un poco ese ambiente tan propio que le dan los bares los días de partido. Un gran problema al que nos enfrentamos y del que todos participamos. Me encantan las hamburguesas pero cada vez hay menos locales genuinos y más franquicias que se encarguen de servir este delicioso plato. A todo esto, no voy a dejar pasar la oportunidad de hacer un comentario sobre el futuro Five Guys de la Plaza Circular.

Deja un comentario. Son gratis.

*Si pones una web, omite el "http://".

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.