Melo’s Café Bar (Madrid)

Sabéis de sobra que a finales de noviembre estuve en Madrid para acudir a la gala de entrega de los premios Bitácoras. Allí, la vecina Laura López (@lauralofer) ganó el premio al mejor blog de Marketing y Social Media. Después del ágape de celebración en La Casa Encendida, nos dirigimos al gallego de Lavapiés. El año pasado acabamos en uno toda la tropa (Rafa Osuna, María Bernal, Carballo, Clara Ávila, Twittboy…) y pensaba que nos dirigíamos hacia allí cuando a mitad de una cuesta por Lavapiés nos paramos y entramos. Definitivamente, no era el gallego en el que había estado. ¡Mejor! Así conocía un sitio nuevo: el Melo’s.

melos-zapatilla-russell

Según me explicaron Laura, su hermana, parejas y amigos, este bar tiene dos grandes especialidades: las zapatillas y las croquetas. ¿Qué puede fallar con esa combinación? Además, siendo gallegos imaginé que las raciones no serían nada desdeñables. Esta vez no fallé, tenía razón, casi monstruosas. Un local atestado, hasta arriba. Según me dijeron varias personas, llevaban años pasando por ahí y nunca se habían conseguido sentar. Nosotros tuvimos suerte y pillamos una mesa al fondo. Hay que decir que el sitio es minúsculo y la zona del fondo se reduce a cuatro o cinco mesas con taburetes, nada de lujos. Es de esos sitios en los que tienes que comer metiendo el codo para que no te espachurren.

La maravillosa zapatilla del Melo's.

La maravillosa zapatilla del Melo’s.

Así pues, pedimos dos zapatillas y dos raciones de croquetas. Las zapatillas son grandes hogazas de pan con lacón (adoro el lacón, ¿os lo había dicho ya?) y queso gallego. Con dos zapatillas ya estábamos todos a punto de reventar. ¡Y eso que veníamos de Bilbao! Pero qué bueno estaba todo, solo de recordarlo me pongo malo porque no tengo nada cerca donde ir a meterme uno entre pecho y espalda. ¡Llamamiento a los bizkaitarras! ¿Algún gallego con zapatillas de este pelo en la provincia? Aunque sea en Barakaldo.

Foto de Laura López.

Foto de Laura López.

Con la que teníamos encima nos quedaban las croquetas. Unas croquetas deliciosas de queso gallego de tetilla. Bien doradas y crujientes. Con todo lo que habíamos comido ya, quedaba hueco para estos pequeños y divinos bocados. Como dicen por Internet, la visita al Melo’s y la zapatilla es algo que tienes que hacer y probar al menos una vez en al vida. Así que no lo dudéis y si estáis por la zona de Lavapiés, id y probad estas maravillas de la gastronomía. ¡No os defraudará!

Deja un comentario. Son gratis.

*Si pones una web, omite el "http://".

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.